Malas noticias

Recibir malas noticias desde Cuba es algo con lo que muchos de los que me leen han tenido que aprender a vivir. El salto en el estómago con una llamada o con una carta con matasellos de la isla es una constante para los que vivimos fuera. Hace días he estado procesando una terrible noticia que recibí de uno de los pocos amigos que dejé allá.

Es una de esas que no quieres ni escuchar ni leer, pero que es más tangible que mis propias manos conteniendo un grito frente a la pantalla de la computadora mientras leía el email en donde me dejaba saber, a través de una tercera persona, que sus cosas estaban tremendamente mal.

Otra mala noticia, la del accidente del avión que volaba desde Santiago de Cuba hasta la capital, del que no quedó sobreviviente alguno,  me ha sacudido el suelo y me ha hecho darme cuenta de que la vida es apenas un pedacito de tiempo y que nunca sabemos cuándo terminará. No debemos dejar para luego algo tan importante como unas palabras de aliento a un amigo.

Escogí la primera mañana fría de este invierno anticipado que tenemos en Miami y les confieso que estuve cerca de una hora frente a la página en blanco, en medio de una quietud apenas interrumpida por la intermitencia del cursor que me animaba a escribir algo, pero es difícil, chicos.

Es difícil escribir, en algo tan frío como un email, palabras de aliento para un amigo con quien se ha compartido un pedazo de vida y que tenemos la certeza de que no volveremos a ver. Por más emoticons que se inventen, ninguno es capaz de transmitir un abrazo verdadero o una sonrisa cierta. Lo más que podemos hacer es apelar a los recuerdos que tenemos juntos y construirlos de nuevo para que renazcan mientras los lee.

Pensé en hacerle un correo extenso, conversando como si todo estuviera bien. Contarle de mis avances en este país, de cómo van mis cosas pero finalmente me decidí por unos pocos párrafos en los que recordaba lo que creo que es la vida: casi nada y todo también. Mientras aun sientas, respires y sueñes, serás dueño de las más grandes alegrías.

Cuando no quede más tiempo, sería bueno recordar algo alegre, algo feliz que hicimos, pero hasta que llegue ese preciso segundo aún se puede ambicionar el mundo y tenerlo, bien apretadito, en tus manos.

11 pensamientos en “Malas noticias

  1. Durante los 80′s las malas noticias tocaron a mi puerta constantemente. Perdí a la mayoría de mis amigos durante la epidemia del SIDA. Las noticias no me llegaban por email, ni en cartas, las respiraba, las veía y las vivía. Dos de mis amigos murieron estando yo presente, el ultimo en mis brazos con el cual compartí 13 años de mi vida.
    Recuerdo la ultima conversación que el y yo tuvimos mientras me decía: “cuando yo ya no exista, recuerda algo alegre, algo feliz que hicimos, pero sigue adelante con tu vida”.
    Seguí su consejo, y como aun siento, aun respiro, aun tengo sueños, sigo colectando y sigo siendo el dueño de mis “viejas y mis nuevas alegrías”.
    Por eso mi amigo, espero que mis palabras te den aliento durante estos momentos dificies que estan pasando por tu vida.

  2. Recien llegado es increible como puedes ir reflejando todo lo que generalmente le acontece a una persona cuando se aleja de su pais y de sus amigos y familiares, todos de alguna manera hemos pasado por eso de una u otra forma, el exilio es duro, y cuando se dice eso incluye estas situaciones, casualmente conversaba con alguien en estos dias que las cosas materiales eran importantes en nuestras vidas porque definitivamente forman parte del bienestar al que aspiramos todos, pero jamas se debe anteponer esto a la satisfaccion espiritual, luchamos denodadamente por mejorar nuestras vidas pero generalmente olvidamos que el bien mas preciado es la vida en si, por mi trabajo he tenido desgraciadamente que asistir a muchas personas en fase terminar y generalmente en estos momentos recuerdan cuando eran tan felices solo con un camisa, un pantalon y una bicicleta, como gozaban de la salud que tenian en esos momentos y lo mas triste era que la lucha por tratar de mejorar los hacia no darse cuenta muchas veces del tesoro que poseian, ahora estaban en esa etapa llenos de tristeza con un Lexus parado frente, pero desgraciadamente era frente al Hospital, disfrutemos pues todo lo que la vida nos ofrece, nuestras familias, nuestros amigos, nuestra pareja, luchemos por el amor con el mismo afan que luchamos por adquirir bienes pero priorizando siempre lo espirtual, muchas veces somos verdaderamente felices, nos sentimos verdaderamente satisfechos en un cuartucho donde pagamos 400 dollares de renta y no en una mansion de Coral Gable, se han preguntado ustedes cuantos de los miembros de esas mansiones son totalmente felices?, yo acabo de gastar 110 dollares en medicinas para enviar a unos amigos en Cuba que estan necesitados de ellas, me siento tan satisfecha y feliz que si les hubiera mandando ese dinero en ropas o alguna que otra superficialidad, se que los voy aliviar de sus males, y eso me hace sentirme bien, dediquemos pues nuestros esfuerzos a ayudar en este campo, lo demas, viene o no viene pero no es todo lo importante que nosotros creemos que es.
    Recien Llegado si necesitas ayuda para tu amigo no dudes en contactarme por IM puedo ayudarte en eso, no tenemos que conocernos ni violar para nada nuestra privacidad que sabes cuido celosamente, me das un PO BOX y te envio todo lo que necesites.

  3. Un salud especial al comentarista de la ciudad de los puentes, al coterraneo de Carilda Oliver Labra, al que seguro crecio viendo el valle del Yumuri, Bacunayagua, y se baño en la playita de Allende o en el Mamey y porque no en Buey Vaca tambien, el que seguro fue alguna vez a la Matine del Velazco o vio alguna obra de teatro en el Sauto, o se nutrio de la brillante biblioteca de Gener y del Monte, o curioso reviso algun dia la farmacia de Triolet, se sento en el parque de la libertad y disfruto de la linda estatua de Marti que existe en ese parque, camino por la calle del medio o por Milanes, disfruto del parquecito de la Catedral junto a la estatua de Placido, pero por sobre todas las cosas contemplo la hermosa bahia de Matanzas, es posible que tambien seas poeta o hayas bailado al ritmo de un danzon como buen matancera:

  4. Habananueva, gracias por tu saludo tan matancero. El Yumuri lo conozco como la palma de mi mano y los senos de la estatua de la libertad despertaron mucha curiosidad….todo lo demas conozco bien y tambien mas de un danzon baile. Para ser habanera conoces a Matanzas tan bien o mejor que yo.
    Tambien aprecio tu comentario hacia recienllegado.

  5. Mas alla del morbo de saber que tipo de mala noticia has recibido de tu amigo, es bueno que sepas que estos momentos son mas faciles de llevar cuando los compartimos. Tu lo has hecho y aqui estamos nosotros para darte el apoyo.
    Se valiente recien llegado!

  6. Es duro. yo he perdido a tanta familia sin ni siquiera poder despedirme que la vida ya me ha puesto un cascaron por fuera.
    no me sobresaltan las llamadas de cuba ni los correos. estoy preparada para las malas noticias. tu apenas comienzas recien llegado y tienes la suerte de tener alguna familia contigo, eso te dara fuerzas.
    un besito desde alemania

  7. Tu lo has dicho recien llegado
    “hasta que llegue ese preciso segundo aún se puede ambicionar el mundo y tenerlo”
    Celebra la vida junto a tu amigo, aun no es tiempo de tristeza, todavia el te puede leer y sonreir.
    Mucha fuerza.

  8. Sue~o, so~ar lo mejor que hay, claro, tiene uno que tener tranquilidad mental para poder so~ar lindo como uno se merece, si, siempre con La Verdad antes de acostarse a dormir es muy saludable.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s