Cerrando las maletas

Hacer las maletas para un viaje es un desafío para mí. Soy bastante despistado y siempre me quedo con la sensación de que he olvidado algo importante. Imagínense cuantas cosas debo tener en cuenta ahora que me voy a New York. El clima, ¿Será muy frío? ¿Aún estarán en pleno verano? Por suerte The Weather Channel siempre ayuda con eso.

¿Cuánta ropa llevaré? ¿Estará bien andar en short y sandalias en New York? ¿Deberé usar ropa mas formal? Apenas son cinco días, pero eso incluye varias salidas y siempre debo tener en cuenta que alguna puede ser a un lugar más elegante, puede ensuciárseme el único jeans que llevo y eso me dejaría sin esa prenda básica en mi ropero. Gel, shampoo, antifrizz, desodorante, en fin, tantas cosas que parece que la cabeza se me va a estallar.

Mi hermano, que es muy precavido con casi todo, me dejó más tranquilo diciéndome que, si algo se quedara, lo compramos allá. Después de todo no nos vamos a Nigeria o a Cuba (que es casi lo mismo), nos vamos a New York y ahí puedes encontrar todo lo que necesites.

Luego de escuchar eso me dejé de preocupar tanto por mi equipaje y empecé a disfrutar de la sensación de tener un viaje en pocos minutos. Aproveché para darle un cambio de look a la cabecera del blog (espero que les guste) y solo intento estar descansado para aprovechar cada minuto en la Gran Manzana.

Con mi hermano me siento protegido y con ustedes del otro lado me siento feliz, así es que, a vivir New York, que solo nos quedan minutos para montarnos en el avión.