El Secreto

Hace algunos días un amigo me recomendaba, desde uno de los comentarios del blog, el libro El Secreto. A él le había ayudado a entender muchas de las cosas que pasaban con su vida y, más que todo, creía que le había preparado para enfrentar las que estaban por llegar.

No era un libro desconocido para mí, en uno de los viajes de mi hermano a Cuba él lo llevó y fue la primera vez que oí hablar del texto que tiene como idea fundamental la ya famosa “Ley de la Atracción” que dice básicamente que cada uno de nosotros puede tener todo lo que desea si lo hace con la suficiente persistencia.

Según los especialistas que la autora consultó para descubrir El Secreto, el universo es cómo un catálogo gigante en el que podemos encontrar todo, absolutamente todo lo que deseemos, sin límites, sin escaseces, sin restricciones.

El libro – ¿Quién lo pone en duda? – ha sido un súper éxito de ventas y un exquisito trabajo de marketing, ya se acompaña con un documental, al estilo de Discovery Channel y se ha convertido también en un audiolibro pero ¿Será cierto lo que dice? ¿El Universo es realmente un catálogo gigante en donde podemos escoger lo que queramos como si fueran los estantes de un supermercado?

Por supuesto que no, chicos. No conseguiremos nada más que lo que podamos construir con nuestras manos, trazándonos metas, haciendo proyectos y sacrificios para poder lograrlo. No basta con visualizarlo, con desearlo, tenemos que luchar por ello.

Claro, también hay cosas que, por más que luchemos, no obtendremos o nos costará demasiado conseguirlas. En nuestras manos está decidir cuánto queremos pagar por nuestros sueños, si más o menos, pero tengamos claro que siempre, inevitablemente, cada uno de ellos tendrá un precio y muy pocas veces – casi nunca – tendremos la oportunidad de regatearle al Universo.