Sobre mi

¿Escritor? No. Escribir no te convierte en escritor como tampoco saber bailar te convierte en bailarín. Ser escritor requiere de una disciplina que no poseo, de un grado de sacrificio, de un despegarse de la realidad para crear otra y vivir en ella durante meses y a veces años. Si me salgo de mi realidad, incluso para escribir, se quedaría la página en blanco.

¿Bloguero? No. Creo que el tener un blog no te hace un bloguero como saber nadar no te convierte en nadador o hacer fotografías en fotógrafo. Ser bloguero implica un compromiso con la realidad, con el diario. Serlo, necesita una dosis de autobombo que no estoy dispuesto a permitirme.

He escrito y publicado pero no me considero escritor, he mantenido un blog por años pero tampoco soy un bloguero. Apenas me considero un comunicador, uno muy valiente, eso si. Veo lo que pasa a mi alrededor y se lo cuento a quien quiera leerme. Apenas tengo compromiso conmigo mismo y, a veces, ni eso.

Soy políticamente incorrecto, por ser gay y venir de un país tan intensamente politizado como Cuba. Poco me interesan los partidos, los gobernantes o los líderes, no creo en ninguno. Creo, eso si, en las personas detrás de toda institución. Confío plenamente en la predisposición que tenemos todos para hacer el bien aun cuando hagamos el mal.

Gracias por llegar hasta aquí y tomarte unos minutos de tu tiempo para leerme.

Eres bienvenido.

Agmar Grau